La sensación que implica comer en un restaurante, no solo involucra la comida, el servicio o la compañía, sino que también se ve marcada de manera directa por el lugar y las vistas que lo rodean, pues no es lo mismo comer en una plaza o una calle turística, que bajo el mar o en una prisión. La diferencia la hace la propuesta que algunos restaurantes apuestan para ofrecer una atmósfera totalmente diferente a sus comensales.

Esta es una de las razones por las que alrededor del mundo se ha desarrollado una especie de auge por lo exótico y fuera de serie en lo que respecta a infraestructura de los restaurantes, idea que resulta realmente curiosa ya que la propuesta gastronómica que lidera, se encuentra basada en ambientes  inigualables. Empresas de construcción como Houston Remodeling Contractors están a la vanguardia de estos nuevos estilos.

Si tienes ganas de hacer la diferencia a la hora de la comida, y deseas sentirte al aire libre y en la naturaleza, una cascada es lo ideal. Ahora puedes comer en un lugar único, ubicado en San Pablo City, en Filipinas. En Villa Escudero hay un restaurante en el que se come junto a una cascada, lo que resulta una maravillosa idea para relajarse conjuntamente con la gastronomía local, el fluir de las aguas, y el canto de los pájaros. Una auténtica experiencia que pocos lugares pueden brindar.

Pero si lo tuyo es lo extremo y la aventura, una prisión te recomendamos. Si, la Fortezza Medicea es un restaurante que se encuentra en Volterra, Italia, y que llama la atención por estar ubicado en una antigua fortaleza del año 1474 que funciona como prisión para criminales que tienen que pasar una condena menor de 7 años. En la actualidad funciona también como un sitio donde se puede comer entre barrotes y celdas después de que en el año 2006 lo habilitarán como un salón donde trabajan algunas de las personas que cumplen condenas y como parte de su proceso de reinserción a la sociedad. Para la tranquilidad de los comensales, los cubiertos son inofensivos ya que son de plástico.

Y si tu pasión es lo paradisíaco,  comer sobre una roca resulta lo más natural que podrías hacer, y en el Restaurante The Rock en Zanzíbar lo podrás realizar. Tanzania, posee algunas playas verdaderamente hermosas, y en una de ellas se encuentra uno de los restaurantes más espectaculares imaginados, con un paisaje sin igual. Dicho restaurante se denomina: The Rock y se encuentra en una piedra dentro del mar. Una vez dentro, se puede visualizar el inmenso océano mientras se degusta algún delicioso pescado o un marisco fresco.

Ahora bien, si tu gusto solo se inclina a lo citadino, los autobuses de Londres son todo un ícono local británico. Por lo que han surgido suculentas ideas para comer en uno de ellos. Esta es la propuesta de Rootmaster Bustaurant, el diseño de una estructura que se asemeje a un autobús londinense imitando la forma del famoso transporte urbano. Lo que resulta una manera original y divertida de sacar a relucir los símbolos nacionales, aunque ya se encuentre cerrado.